Introducción a la Psicología

LA PIROMANÍA

La piromanía es un trastorno psiquiátrico caracterizado por el impulso de iniciar incendios. Además, el sujeto, denominado comúnmente piromaníaco o pirómano, suele sentir relajación, placer, interés, curiosidad y atracción por todo lo relacionado con ello. El pirómano no debe ser confundido con el incendiario,que es aquella persona que intencionadamente decide quemar una parcela de terreno u objetos con ánimo de lucro o simplemente por hacer daño.

Algunas personas provocan incendios con frecuencia como una forma de aliviar la tensión. Otros, al parecer, lo hacen solo durante los períodos de inusual estrés en sus vidas. La piromanía se asocia con síntomas que incluyen la depresión, los pensamientos de suicidio, los conflictos repetidos en las relaciones interpersonales y la poca capacidad para hacer frente al estrés.

Los factores que contribuyen en la conducta incendiaria son, de entre otros, los comportamientos antisociales, la búsqueda de sensaciones y de atención, la falta de habilidades sociales y seguridad y los posibles acontecimientos vitales estresantes.

La piromanía suele tratarse con una terapia de modificación de conducta, tanto en niños como en adultos. La modificación de la conducta pretende condicionar el comportamiento basado en un sistema de recompensa y castigo.

A continuación, adjunto un vídeo que explica cómo funciona la mente de un pirómano: https://www.youtube.com/watch?v=7BF88AhgHh8


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: